Acuerdos bilaterales - PPA’S

 

Un acuerdo bilateral o PPA (Power Purchase Agreement) es un contrato entre un productor/vendedor de energía y su comprador, en el que se fija un precio y un plazo para dicho intercambio de energía.

Un productor de energía tiene varias opciones para vender su energía: contrato bilateral de este tipo (PPA) o vender la energía directamente en el mercado eléctrico nacional. Cada una de ellas tiene ventajas e inconvenientes, pero los PPAs son un modelo de acuerdo que permite el desarrollo de proyectos de forma más fiable y con mayores garantías de rentabilidad. A menudo, este tipo de acuerdo es una solución a medida que encaja perfectamente con los requisitos tanto del generador como del consumidor.

Los acuerdos bilaterales o PPAs son flexibles y se acuerdan entre generador y cliente.

"Los acuerdos bilaterales o PPAs son flexibles y se acuerdan entre el generador de energía y su cliente o clientes."

Los PPAs son por tanto un contrato que se negocia entre dos o más partes. De un lado, normalmente, el dueño de la instalación que genera energía (instalación de energía solar, eólica, etc) o un intermediario de este, y del otro lado, el cliente o clientes interesado en consumir dicha energía durante un plazo a acordar. Por lo tanto, entre ambas partes deben fijar un precio (€/kWh o €/MWh) que sea conveniente para ambos y durante un plazo (número de años) determinado.

 

Existen varios tipos de PPA. En función del modo de entrega de la energía podemos hablar de PPA físico o PPA financiero.

PPA Físico: Supongamos que una instalación renovable está conectada a través de un cable al consumidor de la energía que dicha instalación genera, sin pasar esta energía por la red eléctrica. Como existe una entrega física de energía, el productor de dicha energía y el consumidor podrían llegar a un acuerdo en su precio.

Por lo tanto, la entrega de energía es física y se realiza mediante una líneas directas y secundaria que no forman parte de la línea convencional de red eléctrica con la que cuente el consumidor, y por lo que está exenta de peajes y otros conceptos de la factura de la luz tradicional.

PPA Financiero: En el caso contrario al anterior. Supongamos que una instalación renovable no puede conectarse directamente mediante un cable o línea al consumidor que quiere comprar dicha energía. Por tanto, no puede haber entrega física de la energía y esta debe pasar (venderse) primero por el mercado eléctrico nacional, y luego comprarse de nuevo en destino.

En este caso, la entrega de la energía no es directa sino más bien virtual, puesto que la energía que se genera se consume en otro sitio, pero equivale a la que se compra en el lugar del cliente objeto del PPA. Como sí que existe conexión a la red general de transporte y distribución, el precio a acordar en el acuerdo bilateral entre el productor y el consumidor debe tener en cuenta todos los sobre costes.

Los acuerdos bilaterales o PPAs son flexibles y se acuerdan entre generador y cliente.

 

Se están negociando principalmente PPAs financieros puesto que son más flexibles en su estructura. El hecho de que se vean reflejados en un contrato el precio de la energía a largo plazo o la cantidad de energía a intercambiar, los hacen más atractivos para las comercializadoras.

Con este modelo de negocio en mente, nació la iniciativa de SolarChain llamada “Proyecto Circulo”. El Proyecto Circulo es un movimiento con el que se anima a cualquier empresa o comunidad de vecinos a que se sumen a la sostenibilidad y apuesten por las energías renovables, a través de nuestras soluciones, y sean participes y conscientes de su apoyo a cumplir los objetivos de la Unión Europea de sostenibilidad y consumo de energía limpia.